El sentir de una discusión.

Cada sentir de mis poros,
brotes de efímera aflicción.
Provocados por los silencios
creados en la discordia.

Pronto surge de mis entrañas
recorriendo vigoroso,
ese impulso espeluznante
de mi otro yo.

El escondido , tímido , auto encarcelado.
Tornando frágil su alrededor , oscuro, lúgubre.
Quebrando todo lo bello antes cultivado.

Zona salvaje que cobra vida,
tras cada disputa regada con ira.
Hoy por su dimensión comienza a detonar
salpicándonos a los dos de pavor .

Pavor por un posible desamor,
por aquello glosado, ofensivo, velado.

Siempre con corazas ,
orgullo a estribor.
Llamamos al stop con agua salada
y hasta que no nos ahoguemos no bajamos la guardia.

Puede que nos salvemos de este naufragio
dame tu mano y llevemos este barco.

  • Cuando la tristeza del comienzo de una discusión se torna en ira, esa que se acumula con cada roce no transmitido, malos actos no rectificados y equivocadas palabras en difíciles momentos. Momentos a veces gobernados por el caprichoso orgullo .

 

 

MERYEINYEL

Anuncios

6 comentarios sobre “El sentir de una discusión.

Agrega el tuyo

    1. Gracias por lo ánimos Afru. El sentimiento de tristeza produce obras puras y en mi caso me induce a escribir mucho más que otros. Por lo que toda experiencia sea bienvenida y toda palabra de un lector como tú también.
      Cálidos saludos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: