Di “no” a las pastillas.

Dedicarte solo un minuto no te da tiempo a reflexionar contigo mismo, ahí es donde aprovechan todas las empresas a venderte sus productos.

Puede que la introspección no pase por sus mejores momentos, sumergidos en este  vaivén de minutos imposibles de perder dedicados a lo externo. Entonces llega la solución para esta carrera, las pastillas. Pastillas para la depresión, para dormir, para estar más contento, para tener energía… Que nos las venden en la tele y farmacias cual pan que acompaña a cada comida diariamente. Y claro, ¿Qué hay de malo en sentirse mejor?. En eso nada, el problema es cuando te sientes mejor por una sustancia externa, me da igual que sea natural que química. Tomarte una pastilla para estar feliz es lo mismo a nivel psicológico, que fumarte un porro de marihuana, físicamente no tienes dependencia pero psicológicamente sí.

No hay que dejarse llevar tanto por estas soluciones rápidas de problemas de soluciones lentas. Yo estoy a favor de una pastilla que acompañe a un tratamiento psicológico o psiquiátrico ( siempre y cuando sean profesionales los que te la recomienden), pero la automedicación no, y eso es lo que nos están vendiendo. Juegan con la ventaja de que las pastillas que te venden no pueden producirte consecuencias orgánicas graves, pero nadie te avisa de las psicológicas.

Nuestro cuerpo es sabio y hay que escucharle, no acallarle con un  producto que tapa un problema que tus propias vísceras  están intentado hacerte visible. Entiendo que la psicología aún no se concibe como un tratamiento fiable y a una pastilla se le da mucho más valor y bueno los efectos son más rápidos, pero si las consumes piensa ¿ Que le va a pasar a tu mente cuando retires esa pastilla?. Pues que te la va a pedir ( ya que te sientes mejor con ella), sin embargo si recibes un tratamiento psicológico( que en vez de darte lo que necesitas te enseña a que tu consigas lo que necesitas) el cual te proporciona herramientas, eres tu el que te autonutres .

Para mi las pastillas son un parche y este se desgasta con los años , cuanto más tiempo tengas ese parche, más marca te dejará en la piel.

Tenemos que pensar que no estamos preparados para estar siempre bien y hay que asumirlo y aceptarlo y detectar cuando uno necesita ayuda acudiendo a un profesional. Y no lo digo porque estudie psicología ( que obviamente uno barre para su casa ), lo digo porque muchas veces uno piensa que tiene ansiedad por un trabajo nuevo y cree que esa es la causa( por ejemplo); pero en realidad esa ansiedad le viene de un miedo infantil que ha aumentado y se ha generalizado. Con esto quiero decir que no nos conocemos tan bien como pensamos y tras un problema hay una raíz que lo desemboca, la cual nosotros mismos a veces no alcanzamos.

Es normal que en este tren de vida te desajustes, pero por favor ,antes de tomar la decisión de consumir una pastilla, piensa en cómo y cuándo vas a dejar de consumirla porque ese momento va a llegar. Y piensa que para estar bien ya tienes toda la materia prima, sólo te faltan las herramientas para trabajarlas y eso una pastilla no te lo da.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: