Mortfidia.

Quise hundirme más allá del fondo del mar,
tocar el fuego eterno, interno, de la Tierra tan adentro.
Quise decir tantas cosas, que mi boca no pudo soportar más
tantas palabras que me alejarían del cielo.

Quise desaparecer, pero pensé que ese momento iba a llegar
crecer, envejecer, fumar y beber.
Quise pudrirme,  evitar ver cómo lo arriesgado no pude salvar
sólo por la fantasía de creer.

Quise amar de forma incondicional
reír, vivir, besar y ser feliz.
Quise evitar que llegara el final,
escaquearme de todo aquello que me haría sufrir.

Quise un mundo mental de paz
sueños, sin duelos, ilusiones y deseos.
Quise ser en mi entorno fugaz,
estar dentro de mis pensamientos, silencios , paranoias y cuentos.

Quise tanto que no alcancé jamás
ni la mitad de mi ser perdido, aterrado, caótico y alterado.
Quise la muerte y ahora se va.

MERYEINYEL

Anuncios

6 comentarios sobre “Mortfidia.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: